Señalamientos discriminatorios me empujaron a hacer algo por nuestra gastronomía: Claudia Albertina Ruiz

La chef indígena de 33 años de edad y originaria de San Juan Chamula, Chiapas, ha puesto a este estado en la mira del mundo gastronómico, al ser reconocida dentro de 50 Next, el nuevo listado de la organización 50 Best, que reconoce a jóvenes que están cambiando el mundo de la gastronomía.

El obtener este reconocimiento, afirma, la ha llevado a reafirmar su compromiso con el apoyo a jóvenes, a pequeños productores, con la sociedad y sobre todo con dar a conocer la gastronomía chiapaneca, uno de sus grandes anhelos desde que inició este camino. 

Claudia reconoce que el camino no ha sido fácil y ocupar este lugar en la lista le ha costado un gran esfuerzo para recorrer un camino sinuoso, primero por ser indígena, y luego por ser mujer, por lo que, a través de su experiencia de 15 años en la cocina y nadando contra corriente les dice a las nuevas generaciones “sí se puede, hay obstáculos y muchos, pero se pueden brincar”. 

Recuerda, haber recibido comentarios que le decían que, como indígenas, no tenían mucho que aportar gastronómicamente, “esos comentarios y muchos más señalamientos discriminatorios me empujaron a hacer algo por nuestra gastronomía y demostrar la riqueza que tenemos en colores, olores y muchos sabores”.  

La joven chef es de origen tsotsil, graduada en Gastronomía por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, ha trabajado en restaurantes de prestigio en la Ciudad de México y es una promotora activa del movimiento slow food, el cual promueve el placer de la comida, el consumo consciente y la sostenibilidad del planeta con cultivos respetuosos con la naturaleza y con los animales.

Su inquietud por conocer más sobre la gastronomía chiapaneca comenzó desde la universidad, ya que se daba cuenta que no se difunde lo suficiente para posicionarse internacionalmente como lo han hecho la cocina oaxaqueña o la poblana, por mencionar algunas. “Incluso, en la escuela casi no vimos mucho sobre cocina chiapaneca, por eso encontré la oportunidad de dar a conocer la variedad y riqueza que tenemos. Hay mucho producto y mucho que enseñar al mundo”. 

Fundó en 2016 Kokono’, su primer restaurante de comida tradicional, siguiendo con los sabores chiapanecos, pero dando un toque personal, eso, junto al trabajo con productores locales y el impulso y capacitación que da a jóvenes indígenas la llevó a figurar entre una de las 50 promesas gastronómicas.

Además de sus creaciones, Kokono’ destaca por ser un equipo integrado únicamente por mujeres jóvenes que quieren seguir estudiando.

“Mi objetivo es dar las herramientas necesarias, el impulso y tender la mano a las personas, principalmente indígenas, que quieran seguir superándose para alcanzar el éxito. Que el dinero no sea un obstáculo para su preparación”, recalca la entrevistada.

Claudia ha buscado también una alianza con la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas para que quienes trabajen en Kokono’ puedan obtener alguna beca y realizar sus estudios, al tiempo que trabajan. “Es un ganar, ganar”, dice. 

La chef concluye que, de manera personal, toma este reconocimiento como una ayuda para abrir puertas, principalmente a los indígenas “porque también esto es un grito, no de guerra, pero sí de decir que hay muchos indígenas haciendo buen trabajo en pro del planeta y de la sociedad. Como Claudia, me da la oportunidad de abrir puertas a los jóvenes que vienen detrás con esas ganas de soñar y de crear, y por qué no decirlo, me da la oportunidad de inspirar”.

Por el momento, Claudia está por comenzar su maestría, luego quiere seguir con el doctorado y de ahí “que la vida me siga sorprendiendo”.

Su nombramiento dentro de la primera lista 50 Next, de la organización 50 Best, responsable de las listas The World’s 50 Best Restaurants y The World’s 50 Best Bars, llegó en abril pasado. En ella se reconoce a chefs que tienen 35 o menos años.