Semarnat y Cultura presentan: “La Feria de la ruta de la miel y de las flores” 

En el Día Mundial de las Abejas, las secretarías de Medio Ambiente y de Cultura inauguraron la Feria “La Ruta de la Miel y de las Flores” en Cencalli: La Casa del Maíz y la Cultura Alimentaria, dentro del Complejo Cultural Los Pinos, en la que apicultores y apicultoras de Chiapas, Campeche, Yucatán, Puebla, Oaxaca, Michoacán y Xochimilco participaron con miel y productos derivados de este alimento.

En el acto inaugural, la titular de la Semarnat, María Luisa Albores González, se refirió a la importancia de los procesos de producción de miel que hacen en las comunidades indígenas, en donde se involucraban principalmente mujeres guardianas de conocimientos ancestrales que se han preservado como parte de la riqueza biocultural de nuestro país. También compartió la experiencia de la Sierra Norte de Puebla en donde existe un proceso de apropiación, recuperación y transmisión intergeneracional del cuidado de las abejas meliponas, particularmente la scaptotrigona mexicana.

Por otra parte, señaló cómo el glifosato ha afectado a las abejas y evidencias científicas demuestran su impacto en el ambiente y la salud humana, por lo que el Gobierno de México trabaja para erradicar el uso del glifosato y para proteger el maíz nativo del maíz genéticamente modificado.

Por último, hizo un llamado a que avancemos como sociedad organizándonos, haciendo comunidad, colmena o milpa, en donde todos seamos parte, fortalezcamos el cuidado del medio ambiente e impulsemos el relevo generacional de guardianas y guardianes de los territorios y sus recursos naturales.

En su oportunidad, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, dio la bienvenida a las y los apicultores que, a partir de hoy, comparten en el Mercado El Solar sus productos, y afirmó: “Si somos reconocidos en el mundo es por el extraordinario país que tenemos desde su diversidad”.

Y agregó: “Pasa en el medio ambiente, en los cultivos, lo mismo que pasaba con la cultura se quiso homogeneizar, al tratar de tener una cultura de supremacía sobre las distintas culturas del país que han resistido 500 años, preservando lenguas, preservando el cuidado de la tierra, a la comunidad. Por eso la alimentación, el medio ambiente y la cultura son resistencia y son también motivos para seguir caminando, defendiendo la tierra, la naturaleza y la comunidad, y las abejas son exactamente las que nos dan ese ejemplo, estos seres comunitarios con su sabiduría”.

En el evento inaugural estuvieron el comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Adán Peña Fuentes; la directora general del Cencalli, la Casa del Maíz y la Cultura Alimentaria, Genoveva de la Peña; y la coordinadora general del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable, Mariana Morales Hernández.

Con la participación de 22 apicultoras y productoras, la “Feria La ruta de la Miel y de las Flores” abre sus puertas al público del 18 hasta el 22 de mayo, de 11 a 18 hrs., para participar en diversas actividades como talleres de cocina, elaboración de hidromieles, pomadas con plantas medicinales, así como etiquetado y envasado de miel, entre otras.

Habrá charlas sobre el papel de las abejas nativas, su relación con las orquídeas, cómo hacer un jardín de polinizadores y” el rescate de enjambres; actividades dirigidas a niños, niñas y jóvenes como rallies, una función de títeres con danza y proyección de documentales. Además de venta de productos de la colmena.

Exposición fotográfica sobre glifosato

A su vez, en el Centro de Cultura Alimentaria, que forma parte del Cencalli, se inauguró también la exposición “A un año del Decreto por la eliminación del glifosato y el maíz transgénico: trabajando por la vida y la salud de la Madre Tierra”, en la que se expone el trabajo que se ha realizado en favor de la salud de las y los mexicanos.

La muestra, con la que este espacio reactiva sus actividades, está conformada por 45 fotografías acompañadas de información basada en evidencia científica. Están divididas en 3 secciones, para mostrar el daño que causa este herbicida, las alternativas a su uso del glifosato, así como ejemplos de una agricultura sostenible.

Asimismo, la exposición da cuenta del trabajo que realizan mujeres y hombres indígenas en el cultivo de café en bosques y selvas de nuestro país, sin pesticidas, lo que hace de este producto ser orgánico y saludable para el consumo humano.

También exhibe prácticas agroecológicas, como son los huertos, una forma ancestral de cultivo que también permite obtener alimentos libres de agrotóxicos.

Esta exposición forma parte de una amplia campaña de concientización a fin de proteger la vida de las y los mexicanos ante la producción masiva de alimentos con pesticidas y agroquímicos como el glifosato.

El 18 al 22 de mayo, de 11 a 18 hrs el público podrá disfrutar de diversas actividades como talleres, charlas y venta de productos.

Comentarios