Los tamales se consumen por antojo o por celebración

Si en algo es rica la cultura mexicana es en su gastronomía. Muchos de sus platillos se cocinan desde antes de la llegada de los españoles. Aunque las recetas originales han cambiado con el paso de los años debido la incorporación de ingredientes provenientes del Viejo Mundo. 

La palabra tamal deriva del náhuatl tamalli y refiere a un platillo elaborado con masa de maíz, rellena con carnes, vegetales, frutas u otros ingredientes, que se envuelve en hojas vegetales para su cocción. Por su variedad y fácil disponibilidad es uno de los platillos favoritos de los mexicanos. De acuerdo con un estudio realizado por Kantar Worldpanel las principales razones para comer tamales son: antojo o en una celebración, siendo las principales: Día de Muertos, las fiestas decembrinas y el Día de la Candelaria.

El consumo de tamales se extiende por todo el territorio nacional. Los que se encuentran comúnmente en los hogares mexicanos son los tradicionales: verdes, de mole y dulce. Sin embargo, la variedad de este platillo es muy amplia y su preparación varía dependiendo del estado o región en el que se encuentren.

En Jalisco se preparan los “Tamales Tapatíos”, que se diferencian por los ingredientes con los que se prepara la masa. La masa de maíz se mezcla con arroz remojado y molido. La mezcla se rellena con carne de res o cerdo guisada con jitomate, chile pasilla, almendras, pasas, aceitunas, cebolla y especias. 

Otros estilos de tamales tapatíos son tamal de masa colada, representativo del sur de Jalisco, es un tamal de masa de maíz dulce con leche condensada, clavos de olor, canela y sal. Se agregan nueces y cacahuates. El tamal de camarón es de la zona que colinda con Colima y Nayarit, es un tamal de masa de maíz, chiles anchos, poblanos y serranos, camarón seco y fresco.

Expo Café́ & Gourmet Guadalajara, es el encuentro más importante del mundo del café́ y los productos gourmet para la región Occidente. Del 27 al 29 de febrero 2020