La UNESCO declara patrimonio documental de México la obra fotográfica de Mariana Yampolsky

El Comité Mexicano Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) decidió incluir el Archivo Fotográfico de Mariana Yampolsky en el registro de este programa, cuyos objetivos son reconocer la importancia del patrimonio documental de la humanidad, propiciar su conservación y promover el acceso a él.  

La postulación de este importante acervo fue presentada conjuntamente por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (IBERO), institución en la que reside desde 2018 el archivo de la fotógrafa, y el Centro de la Imagen, institución de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, que tiene por objetivos difundir, preservar y reflexionar sobre la fotografía por medio de exposiciones, programas educativos, publicaciones y la conformación de un acervo. 

“Agradecemos al Comité Mexicano Memoria del Mundo de la UNESCO, a las y los expertos que evaluaron la postulación, por el reconocimiento al valor documental y artístico de la obra fotográfica de Mariana Yampolsky, artista que amó a México y supo retratarlo de una manera única. Refrendamos el compromiso de preservar y difundir su obra para que cada vez más públicos conozcan la profundidad de su trabajo”, afirmó la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero.  

Marianne Gertrude Yampolsky Urbach nació el 6 de septiembre de 1925 en Chicago, Estados Unidos. En 1945, luego de graduarse en la Universidad de Chicago, se trasladó a la Ciudad de México para integrarse al Taller de la Gráfica Popular, colectivo de artistas con un fuerte compromiso político. Ahí, al lado de figuras como Leopoldo Méndez y Pablo O’Higgins, se inició en el arte del grabado. Fue alumna de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, ubicada cerca de la Ciudadela, en el centro de la ciudad.  

Se inició en la fotografía al cursar un taller con Lola Álvarez Bravo; tuvo una trayectoria de cinco décadas, registró mediante su mirada y las lentes de sus cámaras la vida cotidiana, las festividades patronales, religiosas y familiares de los pueblos mexicanos, su naturaleza y su arquitectura, así como la inocencia y sensibilidad de niñas, niños, mujeres y hombres a través de sus retratos. A México y a su pueblo los amó profundamente y en 1954 se nacionalizó mexicana.  

Mariana Yampolsky murió en la Ciudad de México el 3 de mayo de 2002. Antes de fallecer, estableció la Fundación Cultural Mariana Yampolsky, la cual comenzó con el proceso de catalogación y preservación de su archivo fotográfico. En 2018, luego de que esta Fundación se disolviera, el Sr. Arjen Van der Sluis, quien fuera esposo de la fotógrafa, decidió donar a la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México el archivo fotográfico y la biblioteca personal de Mariana. En 2020, la IBERO cedió al Centro de la Imagen los derechos de 131 obras (126 fotografías y cinco grabados) que conforman la exposición retrospectiva Mariana Yampolsky: Imagen Memoria. Esta donación es resultado de una negociación previa entre el Centro de la Imagen y el Sr. Van der Sluis, bajo la asesoría del fotógrafo Marco Antonio Cruz, para que esta exposición —curada por Francisco Reyes Palma— regresara al recinto donde fue exhibida originalmente en 1998. 

En 2022, la IBERO y el Centro de la Imagen, en colaboración y con actividades propias, conmemorarán el 20 aniversario luctuoso de Mariana Yampolsky.  

El reconocimiento compromete a ambas instituciones a tomar todas las medidas necesarias para preservar y difundir el patrimonio fotográfico.