La exposición Amedeo Modigliani y los artistas contemporáneos del siglo XX

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través del Museo del Palacio de Bellas Artes, presentan El París de Modigliani y sus contemporáneos, en el marco del centenario de la muerte del artista italiano Amedeo Modigliani.

La selección está conformada por 143 pinturas, 11 dibujos, cuatro libros, dos máscaras y cuatro reproducciones fotográficas. Las piezas provienen de cuatro instancias internacionales, en su mayoría de la Colección Jonas Netter, así como de 14 colecciones nacionales: Museo Soumaya, Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato, Instituto Veracruzano de la Cultura, así como del Museo Nacional de Arte, el Museo Frida Kahlo “Casa Azul”, la Capilla Alfonsina y el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, entre otras.

Los amigos mexicanos de Modigliani -cuarta sección- plantea un diálogo desde la figura del artista con las obras de los pintores mexicanos que tuvieron amistad con él y que fueron influenciados en la creación de sus obras, como Diego Rivera, Ángel Zárraga, Carlos Mérida y Benjamín Coria. Al respecto Jaime Moreno Villarreal afirma: Como habrá de suponerse, los vínculos entre artistas no se reducen al trato personal, sino que se abren a la transmisión plástica, a la influencia compartida, a la definición de estilos propios e incluso al homenaje magistral, renglones que el capítulo mexicano de esta exposición explora.

Se presentan obras de Diego Rivera, Angelina Beloff, Ángel Zárraga, Carlos Mérida, Santos Balmori y Benjamín Coria.  Este apartado ofrece al público información novedosa y de primera mano, en especial sobre Zárraga, Mérida y Coria.

 El desnudo y la máscara, quinta área de la muestra, exhibe obras de desnudos caracterizadas por la relación entre el artista y su modelo, en los cuales los pintores de Montparnasse plasmaron intimidad y desinhibición. Por otro lado, se muestran dos máscaras africanas cuya estética influyó en el trabajo de Modigliani y parte de la historia del arte moderno. 

En Chaim Soutine, penúltima parte de la exposición, se aprecian destacadas obras del pintor, entre retratos, bodegones y paisajes. Nacido en una región del antiguo Imperio ruso, hoy parte de Bielorrusia, Soutine fue amigo de Modigliani y es considerado uno de los más importantes exponentes de la corriente expresionista.

En el recorrido los visitantes encontrarán La Escuela de París, en la que se exhiben piezas de los artistas que dieron continuidad a la tradición pictórica de la escuela francesa, como Isaac Antcher, Michel Kikoine, Henri Hayden, Moïse Kisling y Maurice de Vlaminck, entre otros.

El París de Modigliani y sus contemporáneos está acompañada por dos productos editoriales realizados con apoyo de la Fundación Mary Street Jenkins. Los volúmenes tienen como objetivo mostrar al público el panorama del arte pictórico europeo a partir de la figura central de Amedeo Modigliani y su relación con la Escuela de París durante las primeras décadas del siglo XX. El catálogo y el cuadernillo contarán con ensayos de Marc Restellini, Jaime Moreno, Serge Fauchereau, Sylvia Navarrete, Luis Rius Caso y Sandra Zetina.