KIST desarrolla energía a partir de las vibraciones ambientales

El Instituto de Ciencia y Tecnología de Corea (KIST) anunció recientemente que un equipo de investigación dirigido por el Dr. Hyun-Cheol Song, del Centro de Materiales Electrónicos del KIST, desarrolló un cosechador de energía que puede realizar una sintonización de resonancia automática (ART) ajustando por sí mismo la frecuencia natural para adaptarse a las condiciones ambientales.

La tecnología se aplica para “cosechar” energía eléctrica a partir de fuentes de energía vertidas a nuestro alrededor, como vibraciones, calor, luz, etc. Un dispositivo capaz de recoger energía de su entorno puede generar energía por sí mismo, sin necesidad de pilas ni de estar conectado a una toma de corriente. Se aplicará para pequeños dispositivos electrónicos que funcionen de forma inalámbrica.

Las vibraciones generadas por automóviles, trenes, instalaciones industriales, etc., pueden utilizarse para producir energía eléctrica mediante tecnología de recolección de energía, pero para cualquier aplicación de la vida real, debe existir una forma de producir y almacenar tanta energía eléctrica como sea posible a partir de pequeñas vibraciones. Para ello, es necesario aprovechar el mismo fenómeno de resonancia que hace que un cristal se rompa por los sonidos agudos o que un gran puente se derrumbe por una brisa.